Luz Rasante

La cola de conejo

Escrito por Iván el Miércoles, 20 de enero del 2010 a las 19:55

Sin duda las colas orgánicas han sido uno de los materiales más utilizados a lo largo de toda la historia del arte, se trata de adhesivos que se emplearon, entre otras muchas cosas, como aglutinantes pictóricos (en la técnica al temple por ejemplo) o para realización de preparaciones. En el campo de la restauración se sigue recurriendo a ellas con asiduidad para realizar operaciones de readhesión de policromías, elaboración de adhesivos para entelados, elaborar aparejo de nivelación tradicional, etc.

La cola de conejo es un adhesivo proteínico, una “cola animal”, término con el que se designa  generalmente a colas preparadas a partir de colágeno de mamíferos. Estas colas se obtienen tras cocer durante largo tiempo diversas partes animales, en especial, pieles, huesos, cartílagos y otros despojos.  Se trocean, lavan y se colocan en agua al fuego, eliminando la espuma que va saliendo. Al cabo de un tiempo se forma una pasta gelatinosa que se filtra y deja secar  hasta que se solidifica y luego se pulveriza  se forman escamas,  perlas  o placas para su conservación y comercialización

El colágeno tiene un alto poder adhesivo y desde un punto de vista químico se trata de una proteína insoluble en agua, que se convierte en un material soluble gracias a un proceso de hidrólisis. Si el colágeno es puro y la transformación o hidrólisis se hace por procesos lentos, se obtiene un producto de alta calida que es la gelatina, empleada con fines fotográficos y alimentarios. Si el colágeno es menos puro da origen a las “colas animales”, que suelen ser de color oscuro.

La principal propiedad de la cola es la de cambiar de un estado fluido hasta llegar a un gel rígido, como resultado de un descenso de temperatura de relativamente pocos grados y regresa al estado anterior como consecuencia de un aumento de temperatura. Al enfriarse, las colas se espesan y se hacen pegajosas, sirviendo como adhesivos.

En cuanto a su envejecimiento, las proteínas son bastante estables ante la oxidación y, en condiciones normales de temperatura y humedad, no experimentan grandes cambios. La humedad es su principal enemigo, porque puede provocar la pérdida de fuerza adherente y favorece el crecimiento de hongos y bacterias. Las condiciones climáticas ideales para la conservación y exposición de objetos tratados con colas es una humedad relativa de entre 45-65%, y una temperatura de 20°C máximo.

Existen varios tipos de cola animal, pero eso lo dejaremos para el próximo día…

Comentarios (409)

Categoria: Materiales,Restauración

Sin (muchos) comentarios. Conservar

Escrito por Iván el Miércoles, 13 de enero del 2010 a las 21:01

Conservar tarea de todos

Hace ya tiempo colgamos por aquí uno de los carteles que adorna las paredes del taller en el que trabajo, os traigo otro que también está simpático. Así que ya sabéis conservar es tarea de todos.

Comentarios (4.781)

Categoria: Sin (muchos) comentarios

¿Qué es luz rasante?

La luz rasante es un sencillo método de examen para el análisis de las obras de arte. Es tan simple como situar un foco de luz de manera que ilumine la obra desde un ángulo lateral casi en paralelo con su superficie. Gracias a la luz rasante es posible apreciar detalles de la pieza que a simple vista pasaban desapercibidos. Algo parecido es lo que propone este blog. Poner de relieve y analizar de una forma sencilla temas relacionados con el arte el patrimonio, su conservación y su restauración.