Luz Rasante

Sin (muchos) comentarios. El sólido capaz

Escrito por Iván el Sábado, 19 de enero del 2013 a las 12:41

Hospedería de Anaya. Salamanca.

La Hospedería de Anaya en Salamanca es un edificio de principios del siglo XVIII, en su pequeño claustro encontramos un curioso detalle que nos habla del proceso de construcción que seguían los canteros de la época. Dos de las crujías del claustro se encuentran terminadas, mientras que en las dos restantes la decoración escultórica tallada no se terminó, por eso nos muestra el sólido capaz, bloque de piedra con sus volúmenes puros, esperando ser tallado algún día. En la foto que os traemos hoy se ve la talla terminada en la mitad derecha y la que muestra el sólido capaz a la izquierda.

Comentarios (3.110)

Categoria: Arquitectura,Castilla y León,Escultura,Sin (muchos) comentarios

Moviendo retablos

Escrito por Iván el Miércoles, 9 de enero del 2013 a las 20:34

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los retablos, al igual que pasa con la pintura mural, están concebidos para ocupar un espacio arquitectónico concreto a cuyas dimensiones y formas se adaptan y en la mayoría de ocasiones complementan y enriquecen. El desmontaje de un retablo, aunque sea durante su restauración, es un proceso que en muchas veces causa nuevos problemas a una estructura compleja que por norma general suele estar estabilizada. Hacerlo de manera total y sistemática tan solo está justificado cuando el retablo presenta problemas estructurales que hacen temer por su estabilidad (y que requieren la colocación de una nueva estructura portante, por ejemplo). Normalmente muchos de los problemas estructurales y defectos en los ensamblajes pueden solucionarse con métodos menos agresivos o simplemente desmontando parcialmente  alguno de sus elementos.

Los retablos se inscriben dentro de la historia, la estética y la evolución del edificio, de sus sucesivas ampliaciones y reformas en diferentes estilos. Por eso no es nada extraño que un retablo renacentista o barroco oculte un ábside románico o unas pinturas murales anteriores que en ocasiones ven la luz con motivo de una restauración. El problema comienza cuando tras ese descubrimiento se considera que las pinturas o el ábside que permanecían ocultos son mejores, o más dignos de ser conservados que el retablo, entonces surge un problema: ¿qué hacer con él?

A modo de ejemplo vamos a ver dos casos bien distintos en los que un retablo “ocultaba” una obra anterior y lo que se hizo en cada uno de ellos…

En el presbiterio de la catedral de Santo Domingo de la Calzada se conservaba la última obra que realizó el escultor renacentista Damian Forment antes de su muerte en 1540; un retablo espectacular trazado para adaptarse con precisión y armonía al espacio del ábside y de sus ventanales medievales. En el año 1996 con motivo de su restauración se decide desarticular el retablo, algo que al parecer no era necesario. Una vez finalizada la restauración se decide que el retablo no volverá a ocupar su ubicación original en la capilla mayor para poder dejar a la vista el espacio de gran riqueza arquitectónica de época medieval, hasta entonces oculto.

Los artífices de la restauración consideraron que el retablo era secundario, que estorbaba y que era mejor mostrar el edificio desnudo siguiendo un criterio (según ellos) “estético y litúrgico”. Se reubica entonces el retablo en el lado norte de la nave del crucero, metido con calzador, tras realizar algunas obras y una subestructura para acomodarlo a su nuevo espacio. Sin duda esta intervención representa un ejemplo de lo que no se debe de hacer en estos casos y así lo recoge Pedro Navascués en este magnífico artículo que no debéis dejar de leer para conocer la historia con detalle.

(Leer mas …)

Comentarios (594)

Categoria: Castilla y León,Escultura,Restauración,Retablos,Teoría de la restauración

Las pinturas murales de los Remedios

Escrito por Iván el Jueves, 11 de noviembre del 2010 a las 21:20

Durante estos días se está celebrando en Valladolid la séptima edición de AR&PA, la bienal dedicada a la Restauración y Gestión del patrimonio. Como es habitual se celebra una Feria y un Congreso internacional, que gira en torno al actual tema de la “Economía del patrimonio cultural”.

En este marco se ha presentado la página web www.muralesdelosremedios.com, se trata de una página a través de la cual se puede conocer la restauración de unas pinturas murales, que realizamos en la Ermita de Nuestra Señora de los Remedios de Zamora para el Plan de Intervención Zamora Románica. Se trata de una página sencilla y de intención divulgativa a través de la cual explicamos la técnica con la qué se pintaron los murales, los pigmentos que se emplearon, un diario del proceso de restauración (con formato de blog) y una galería fotográfica, entre otros contenidos.

Como pasa en Luz rasante, el encargado de que la cosa funcione y sea técnicamente posible, es del webmaster, mi amigo Daniel Primo, al que agradezco desde aquí su profesionalidad y paciencia.

Solo me queda invitaros a que os paséis por la página y espero que os guste…

Comentarios (1.944)

Categoria: Actualidad,Castilla y León,Internet y restauración,Intervenciones,Pintura,Restauración,Técnicas de restauración

“Lo sagrado hecho real” en Valladolid

Escrito por Iván el Sábado, 21 de agosto del 2010 a las 18:36

Tras un largo letargo veraniego Luz rasante comienza a desperezarse, vamos allá…

Durante estos días, y hasta el 30 de septiembre se puede visitar en el Museo Colegio de San Gregorio de Valladolid la exposición Lo sagrado hecho real. Pintura y escultura española 1600-1700. Esta muestra, dedicada a los pintores y escultores barrocos españoles, viene precedida por un importante éxito en Estados Unidos y Gran Bretaña,  ya que se ha podido ver en la National Gallery de Londres y la National Gallery of Art de Washington.

Aunque en su último periplo la exposición ha perdido fuerza y está un tanto mermada (basta comparar el catálogo de obras de Londres con las de Valladolid)  bien vale una visita; muchas obras impresionantes y un buen montaje.

Además en la última de las salas, en las que se muestran libros y material didáctico, se proyectan dos videos: uno dedicado a los “pasos” de Semana Santa que custodia el museo y otro (el que os ofrecemos a continuación) sobre las técnicas con las que se elaboraban estas obras maestras. En video, realizado por la Fundación Getty, se siguen las técnicas tradicionales de talla, dorado, estofado y pintura. Aunque la locución está en inglés merece la pena… por cierto ¡que fáciles parecen las cosas cuando se sabe hacerlas!

[youtube 9Wb-T1F033Q]

Comentarios (211)

Categoria: Actualidad,Castilla y León,Escultura,Exposiciones,Museos,Restauración,Técnicas artísticas

El retablo de San Benito de Valladolid

Escrito por Iván el Miércoles, 9 de diciembre del 2009 a las 21:43

Primer cuerpo del retablo de San Benito en el nuevo montaje. Foto: El Norte de Castilla

Hace unos meses abrió de nuevo sus puertas en Valladolid, tras más de nueve años de reformas, el museo anteriormente conocido como Nacional de Escultura, y que ahora han rebautizado como Colegio de San Gregorio. El museo expone en sus nuevas salas, antiguas piezas de una belleza sobrecogedora: basta con citar la Magdalena penitente de Juan de Mena o el Santo Entierro de Juan de Juni… Pero sin duda una de las estrellas del museo es el retablo de la iglesia de San Benito de Alonso Berruguete, y su nuevo montaje museográfico. Los que conocieron el museo de escultura antes de su reforma recordarán sus viejas salas de suelos crepitantes y paredes recubiertas de terciopelo, pero llenas de encanto, allí se exponía el desmembrado retablo que  ideó y realizó el escultor castellano entre 1527 y 1532.

Según la información que podemos encontrar en la también renovada página web del museo, el retablo mayor de San Benito el Real “es la expresión de una decisión arriesgada en favor de soluciones que rompían con la tradición, con unas novedades transmutadas de los centros europeos de vanguardia, sin necesidad de intermediarios. El encargo a Alonso Berruguete, después de su regreso de Italia, lugar de peregrinación y de intercambio de artistas de todo el continente, pone en evidencia el interés de la comunidad benedictina de Valladolid por situarse en la órbita de los patrones renacentistas italianos. Las soluciones se hacen presentes en el desarrollo de la misma máquina, desde la originalidad quebrada de la planta monumental, al gigantesco remate avenerado.

Reconstrucción del retablo, con los módulos que se exponen en el actual museo. Foto: MUseo Colegio de San Gregorio

Las peculiaridades formales y estilísticas de Berruguete le confieren un carácter de especial expresión personal en la disciplina escultórica, pero también pictórica según se puede contemplar en este mismo retablo, heredera del dramatismo medieval pero sumando las pautas estéticas acuñadas por el feliz redescubrimiento del mundo clásico. Esta combinación genial de vocabulario, que ya Berruguete había experimentado en su obra temprana de la Mejorada de Olmedo, y que se puede ejemplificar en la incorporación de ninfas y amorcillos al contenido ornamental del banco, se ahonda en el concepto general del gran conjunto de San Benito.

El diseño programático de la narración propuesta se articulará con la utilización de esculturas de bulto, relieves y pinturas, imbricadas en una estructura arquitectónica de llamativa presencia en el interior de un templo de características góticas, con naves elevadas y espaciosas, que se transformaba en renacentista por la propia acción del retablo. El estudio formal y la revisión iconográfica han proporcionado, en los últimos años, nuevas pautas para una lectura en clave que tiene en Italia su punto de partida, con la reinterpretación genial de Berruguete.

Los modelos empleados, tanto en la arquitectura como en el desarrollo escultórico y ornamental, remiten a la estancia de Berruguete en contacto con el mundo italiano de la Antigüedad, en perfecta simbiosis con la aportación de los grandes maestros con quienes convivió. La planta y el alzado del retablo hace mucho tiempo que se pusieron en relación con el Belvedere bramantesco, pero los estrechos vínculos con la cultura y las fuentes del momento todavía pueden perfilarse con mayor precisión. Los recuerdos de la Domus Aurea, a la hora de proponer modelos para el desarrollo de la gigantesca venera central, forman parte del conocimiento del vocabulario del pasado con el que el maestro estuvo documentalmente familiarizado. (Leer mas …)

Comentarios (234)

Categoria: Castilla y León,Escultura,Intervenciones,Museos,Restauración,Retablos

Las Edades del Hombre en Soria

Escrito por Iván el Sábado, 6 de junio del 2009 a las 16:16

Las Edades del Hombre. Paisaje interior. SoriaTras un mes un tanto ajetreado en el que no nos hemos podido ocupar de Luz rasante  retomamos la actividad del blog.

Desde hace unas semanas, y hasta el mes de Diciembre, la Concatedral de San Pedro de Soria abre sus puertas para acoger la XV edición de la exposición Las Edades del Hombre, Paisaje Interior. Ha llovido mucho desde que en 1988 se celebrara la primera edición, en principio única, en la Catedral de Valladolid, aquella muestra que llevaba por título El arte en la Iglesia de Castilla y León alcanzó un éxito que nadie podía imaginar y supuso el germen de un tipo de exposiciones que creció como una bola de nieve. Desde entonces el arte religioso de Castilla y León se ha dado a conocer dentro y fuera de nuestras fronteras.
El artífice de las primeras Edades fue José Velicia, que tuvo la brillante idea de realizar un tipo de exposición “temática” que aportaba innovaciones como las de romper el esquema tradicional expositivo basado en estilos y cronologías para dar paso a una exposición-relato que contaba una historia; utilizar las catedrales como salas de exposiciones o presentar las obras “de una forma limpia, sin obstáculos que impidan el diálogo entre el espectador y la propia obra”.

En ocasiones este tipo de exposiciones suelen estar rodeadas de cierta polémica por el consabido trajín de piezas, las restauraciones “lavados de cara” precipitadas o el desmontaje de piezas de retablos, o retablos enteros para poder ser exhibidos. Sea como sea, Las Edades siempre merecen una visita, la selección de obras es muy interesante, las exposiciones están bien montadas, y para los restauradores constituye una buena oportunidad de ver el trabajo de nuestros compañeros (y alguno propio) de cerca.

Además en esta ocasión la exposición cuenta con una curiosa iniciativa, la incorporación de dos “piezas externas” a la muestra en sí, se trata de las iglesias de San Baudelio de Berlanga y de San Miguel de Gormaz, ambas con magníficas decoraciones murales en su interior. Paisaje interior cierra un ciclo dentro de Las Edades del Hombre, ya que la muestra se ha realizado en todas las catedrales de Castilla y León, a partir de ahora se abre una nueva etapa llena de retos… ya se sabe, renovarse o morir.

Por cierto, a propoósito de renovarse, Las Edades del Hombre lanza en esta edición una iniciativa interesante, se trata de Las Edades.tv una página web en la que semanalmente se cuelgan videos relacionados con la exposición de Soria.

Comentarios (247)

Categoria: Actualidad,Castilla y León,Exposiciones

Sin (muchos) comentarios. Agua en Castilla

Escrito por Iván el Viernes, 10 de abril del 2009 a las 16:26

Foto Chema Concellón. http://www.flickr.com/photos/concellon/

En estos días de Semana Santa es posible ver un espectáculo único: piezas cumbres de la imaginería manierista y barroca desfilando por las calles en procesión. En Valladolid, poder contemplar los “pasos” monumentales de Gregorio Fernández, en movimiento, constituye un lujo ya que fueron concebidos para verse así, de una manera teatral y con puntos de vista cambiantes.

Algunos de estos pasos son propiedad de las cofradías, pero otros descansan durante el año en el Museo Nacional Colegio de San Gregorio (antes Nacional de Escultura) que los presta a las cofradías y que vela por su correcta conservación. El problema surge cuando se vislumbran nubes en el horizonte y amenaza lluvia. Entonces la prudencia de los conservadores del museo choca con la devoción del pueblo y los intereses turísticos.

Si la lluvia sorprende a las tallas en su recorrido la única medida que se puede adoptar es taparlas con un plástico…lo mismo que se hacía en los años 50 tal y como  muestra la película Fuego en Castilla de José Val del Omar.

Comentarios (2.057)

Categoria: Actualidad,Cajón de restaurador,Castilla y León,Escultura,Museos,Restauración,Sin (muchos) comentarios

La fachada de San Pablo de Valladolid

Escrito por Iván el Jueves, 5 de marzo del 2009 a las 18:00

Foto: www.fundacioncajamadrid.es

La Iglesia de San Pablo de Valladolid es el único edificio que se conserva del antiguo conjunto conventual dominico, fundado en 1276 por doña Violante, mujer de Alfonso X. Sin duda el elemento por el que más se conoce esta iglesia es su espectacular fachada, un retablo de escultura en piedra, ejemplo excepcional del estilo gótico hispanoflamenco con añadidos clasicistas que se abre con atrio señalado por leones con escudos, colocados en 1601 por su mecenas, el Duque de Lerma.

Desde septiembre de 2004, la Junta de Castilla y León y la Fundación Caja Madrid, firmaron un convenio para la puesta en marcha del Proyecto Cultural de Restauración de la Iglesia de San Pablo. Este proyecto tiene un presupuesto total de 4.021.203 euros, de los cuales 2.621.203 euros han sido aportados por la Junta y 1.400.0000 euros por la Fundación y consta de tres fases en las que cobra igual importancia la restauración en sí como la difusión de los trabajos realizados.

Gacias a este plan de difusión de los trabajos, el público puede visitar la obra de restauración desde una plataforma elevadora situada junto al andamio principal, o esta página web y esta serie de vídeos desde sus casas.

Comentarios (269)

Categoria: Actualidad,Arquitectura,Castilla y León,Internet y restauración,Restauración

La singular historia del retablo de Olivares de Duero

Escrito por Iván el Miércoles, 28 de enero del 2009 a las 19:49

Retablo de Olivares de Duero. En la parte derecha del banco se aprecia el lugar que ocupaba la tabla robada. También se observan las reconstruciones volumétricas. Foto:http://flickr.com/photos/albtotxo/

La localidad vallisoletana de Olivares de Duero (situada en la fructífera ribera de este río) guarda en la  iglesia gótica de San Pelayo uno de los más interesantes y hermosos retablos del primer renacimiento castellano.

El imponente retablo Mayor data del primer tercio del siglo XVI y es fruto de la colaboración entre varios artistas: el ensamblador Pedro de Guadalupe podría ser el autor de la estructura arquitectónica y su decoración, Juan de Soreda parece ser el pintor de las 51 tablas, Alonso Berruguete el encargado de las esculturas del Calvario que remata la obra, y el resto de esculturas se suelen atribuir al círculo del escultor Felipe Vigarny.

Pese a que a lo largo de los siglos se realizaron ciertas labores de mantenimiento, el paso de tiempo hizo mella en el edificio y en el retablo, por eso en el año 1976 se decide intervenir en la cubierta del templo. Como las cosas de palacio suelen ir despacio, hasta 1981 (año en el que se detectan desprendimientos en las bóvedas) no comienzan las obras. En octubre de ese mismo año se decide desmontar el retablo, que también se encontraba seriamente dañado, y en noviembre comienzan las gestiones para su restauración.

El por entonces restaurador del Museo Nacional de Escultura, Mariano Nieto, será el encargado de desmontar el conjunto renacentista durante la primavera de 1982. A medida que se desmontaba el retablo se constató que su estado de conservación era preocupante ya que la acción de los insectos xilófagos había debilitado la estructura de la madera causando la pérdida de algunos elementos (columnas y partes de las cornisas), que se habían reemplazado por vaciados de escayola en una intervención de principios del siglo XX. Además las pinturas sobre tabla también se encontraban muy deterioradas por la acción de la humedad y los insectos xilófagos.

Los tratamientos de conservación y restauración duraron unos tres años en los que se consolidó la madera, se eliminaron  los barnices oxidados, la suciedad y algunos repintes. Podemos destacar la decisión de eliminar las reconstrucciones de escayola de principios de siglo, y su sustitución por piezas de madera que se tallaron de manera simplificada (sin decoración escultórica)  y sin policromar (simplemente teñidas para integrarlas en el conjunto del retablo).

Hasta aquí, esta podría ser la historia normal de una restauración, pero en el año 1986 debido a la calidad de las piezas se decide realizar una exposición en la que se exhiban las tablas y las esculturas recién restauradas, se celebra en la Sala de exposiciones del vallisoletano Palacio de Santa Cruz. Cuando la muestra finaliza las tablas regresan a la iglesia de Olivares, en cuyo interior se almacenan a la espera de volver a ser montadas  junto con el resto del retablo, una vez que hubiera concluido la restauración de la bóveda del presbiterio.

Las tablas desmontadas y custodiadas en un edificio, que por aquel entonces no tenía medidas de seguridad, eran un blanco perfecto para los ladrones de obras de arte y en una noche de enero de 1987, al más puro estilo de las películas de Hollywood, practicaron un butrón en uno de los muros de la iglesia y se hicieron con diez tablas, la mayoría de ellas del banco del retablo (las que representan a profetas, reyes y sibilas). Tras este desaguisado el resto de las piezas regresaron al Museo Diocesano de Valladolid en donde permanecerían hasta el ensamblaje definitivo del retablo cuando las obras del ábside finalizaran…

Nueve de las diez tablas robadas fueron recuperadas por la policía en mayo de ese mismo año en Madrid, la décima tabla, que representa al Profeta Baalán sigue desaparecida hoy en día.

Por fin y tras un periodo más que largo, en 1997 finaliza la obra del ábside y en 1998 la empresa Pátina S.L. ensambla el retablo, tal y como hoy lo podemos ver : con una tabla menos, de momento…

Casi toda la información de esta anotación está tomada de la web sobre Olivares de Duero de Jorge Martín que os recomiendo visitar.

Comentarios (206)

Categoria: Castilla y León,Restauración

San Miguel de Gormaz,”nuevas” pinturas románicas

Escrito por Iván el Lunes, 15 de septiembre del 2008 a las 20:30

San Miguel de Gormaz. Ábside. Foto: Diana Álvarez.

Hace apenas diez días abrió sus puertas al público, tras un largo proceso de restauración de diez años, la ermita de San Miguel en  Gormaz (Soria).

Situada en un promontorio a los pies del castillo, la ermita guarda muchas semejanzas con la cercana San Baudelio de Berlanga. En ambas la sencilla y austera arquitectura exterior no hace prever un interior sorprendente y ricamente decorado.

San Miguel es un pequeño edificio de una sola nave separada del ábside rectangular por un arco de herradura. Esta ermita románica parece datar de finales del siglo XI y su austeridad arquitectónica y decorativa la han hecho permanecer olvidada durante siglos, de hecho, se salvó milagrosamente de su demolición para ensanchar la carretera por la que se sube al Castillo de Gormaz.

San Miguel de Gormaz.Interior del ábside tras la restauración.La iglesia permaneció olvidada y silenciosa hasta que, bajo las capas de cal que cubrían los muros en su interior, alguien creyó intuir restos de antiguas pinturas. Desde entonces se ha desarrollado un proceso de restauración integral, llevado a cabo por el Servicio de Restauración de la Dirección General de Patrimonio de la Junta de Castilla y León, que ha culminado con la apertura al público de la ermita y de su conjunto mural del siglo XII.

Las pinturas ocupan unos 186 m2 y se reparten por la bóveda y muros del ábside y las Escena de infierno en elmuro de la nave.paredes laterales de la nave, pero solo hasta la zona de la puerta (como si en el momento en que se hubieran pintado la ermita hubiera tenido una planta cuadrada, que se amplió posteriormente) de entre las escenas destacan las que representan caballeros (¿lucha entre el bien y el mal?), la psicostasis, el infierno, grupos de serafines… y una multitud de detalles que os recomiendo que descubráis en persona. 

Parece ser que se trata de pinturas al temple que se superponen a  un enlucido anterior del que no se han encontrado vestigios de policromía ornamental, ya que obviamente sólo se han investigado en los bordes.

La aparición de estos paños murales olvidados ha generado un interesante trabajo de investigación que relaciona de forma directa las pinturas de San Miguel de Gormaz con las de San Baudelio, las de Maderuelo (Segovia) y las de San Martín de Ávila.

Las similitudes entre algunos de los motivos que aparecen en Gormaz y en San Baudelio nos indican, sin lugar a duda, que fueron realizadas en el mismo periodo (entre 1125 y 1132) y, muy posiblemente, por un mismo taller. La paloma que representa al Espíritu Santo, que se sitúa sobre la ventana central del ábside, es exactamente igual a la de San Baudelio, la única diferencia es que aquí está boca arriba y en San Baudelio boca abajo.  Incluso se ha podido comprobar que las plantillas que se utilizaron para calcar algunos de los motivos decorativos debieron de ser las mismas en ambas ermitas,  ya que los dibujos coinciden al milímetro.

Con la intervención en las pinturas se ha pretendido reintegrar los morteros y la policromía perdida y repasar tanto la obra del siglo XII como los niveles de fechas anteriores pero de difícil datación.

Se han realizado obras de conservación y restauración de los paramentos de pinturas murales. Tras el desencalado se realizaron tratamientos de limpieza del polvo adherido a los murales, debido a que en ningún punto están totalmente verticales,  generando depósitos de suciedad sobre las pinturas. La limpieza se ha realizado mediante un barrido con brocha y aspirado de partículas y, simultáneamente, se han eliminado los restos de las resinas acrílicas que se emplearon en la fase previa para adherir los estratos polícromos a los enlucidos de mortero. Las obras hechas con anterioridad, en los años 2001 y 2002, garantizaron la conservación de las pinturas, que quedaron perfectamente consolidadas y limpias .

La última fase de la restauración dedicada a  la reintegración y los acabados de las pinturas fue realizada por la empresa Cambium S.L. y ha sido dirigida por Carlos Tejedor Barrios. En esta fase se han reintegrado los “picotazos” y lagunas menores que presentaba la pintura mediante la aplicación de aguadas de color, mientras que las grandes pérdidas se  han integrado con un mortero a bajo nivel entonado cromáticamente mediante el empleo de estarcido. Ahora  el efecto es de continuidad mejorando el aspecto puramente estético de la decoración pictórica.

Se ha finalizado la restauración de las pinturas con el aumento de los contrastes de colores y dando una protección final con resina acrílica en todos los paramentos policromados.

Es de especial interés la reintegración de color en la zona del presbiterio donde se han entonado las zonas perdidas con las superficies existentes esponjeando tres tonalidades complementarias. Posteriormente se ha realizado un estarcido acomodando el color a las zonas conservadas que rodeaban la parte reintegrada.  Las zonas más bajas han necesitado un estudio muy cuidadoso ya que los tonos originales de las pinturas habían variado debido a la humedad y al roce a lo largo de los siglos.

Aunque la ermita se incluirá como pieza estrella (junto con San Baudelio) en la próxima edición de la exposición Las Edades del Hombre que se celebra en Soria el año que viene, merece la pena visitarla ahora, con tranquilidad y probablemente solo.

Comentarios (206)

Categoria: Actualidad,Castilla y León,Intervenciones,Pintura,Restauración

¿Qué es luz rasante?

La luz rasante es un sencillo método de examen para el análisis de las obras de arte. Es tan simple como situar un foco de luz de manera que ilumine la obra desde un ángulo lateral casi en paralelo con su superficie. Gracias a la luz rasante es posible apreciar detalles de la pieza que a simple vista pasaban desapercibidos. Algo parecido es lo que propone este blog. Poner de relieve y analizar de una forma sencilla temas relacionados con el arte el patrimonio, su conservación y su restauración.