Luz Rasante

Filacterias. Las técnicas de los restauradores

Escrito por Iván el Martes, 4 de febrero del 2014 a las 18:18

paletas

“El lector, o al menos el lector ingenuo, podría pensar que existe una forma de actuar en conservación restauración. Esto no es así. Las técnicas que usa cada restaurador o cada taller pueden ser muy diferentes entre si, e igualmente válidas. Con el paso del tiempo, con la acumulación de experiencias, cada restaurador va seleccionando o adaptando una serie de técnicas, mientras que descarta otras. Con la repetición, se incrementa el dominio de una técnica, y con ello mejoran sus resultados; y cuantos mejores resultados produce una técnica más atractiva resulta para el restaurador, que tiende a aplicarla más y más a menudo. Esto es enteramente lógico, aunque no debería cerrar las puertas a nuevas posibilidades que quizá, solo quizá, podrían ayudar al restaurador a mejorar sus resultados en determinadas circunstancias. El hecho, sin embargo, es que los restauradores tienden a desarrollar su propio juego de recursos. De la misma manera que las paletas de los pintores nunca son iguales , las técnicas empleadas por dos restauradores nunca son iguales. Ciertamente las paletas de dos pintores se pueden parecer mucho entre sí, sobre todo si son dos pintores noveles, pero también pueden ser muy distintas. En la restauración ocurre algo parecido.”

Salvador Muñoz Viñas en “La restauración del papel”

Comentarios (593)

Categoria: Filacterias,Restauración

Filacterias. Conservando te enriqueces

Escrito por Iván el Viernes, 14 de junio del 2013 a las 17:43

Foto de perrimoon en Flickr

Los hombres sabios y que valoran con justicia las leyes de la vida civil embellecen con obras de arte las ciudades que carecen de ellas; los hombres necios, en cambio, las despojan de sus ornamentos y así, sin ninguna vergüenza, dejan para la posteridad el recuerdo de su malvada índole. De todas las ciudades bajo el sol Roma es la más grande y la más bella, porque ha nacido no del poder de un solo hombre, sino que la larga serie de Emperadores, la convergencia de la obra de los hombres más ilustres, empleando riquezas infinitas en una larga sucesión de años la han embellecido con obras maestras de artistas venidos de todo el mundo. Por tanto, quien arruinase tantas grandezas, sería reo de un grave delito contra todos los hombres del futuro, pues privaría de su valor a los abuelos e impediría a los nietos disfrutar de la vista de las excelsas obras de sus antecesores (…) Destruyendo Roma no pierdes una ciudad de otros, pierdes tu propia ciudad (…) conservándola te enriqueces fácilmente con la posesión más espléndida del mundo”

Procopio de Cesarea. La guerra gótica, III, 22. Visto en el blog 356 días de luz y sombra !recomendado!

Comentarios (291)

Categoria: Filacterias,Historia de la restauración,Restauración

Filacterias. Limpieza con métodos acuosos

Escrito por Iván el Lunes, 19 de marzo del 2012 a las 20:20

“Hasta ahora, estos “procesos acuosos” han sido considerados en un sentido complementario a los métodos más tradicionales; pero ahora los tiempos están suficientemente maduros para un cambio, y sería deseable un nuevo paso adelante: los métodos acuosos podrían convertirse de pleno derecho en sustitutivos de los métodos tradicionales, donde éstos últimos sean demasiado tóxicos o poco selectivos. Para que esto pueda suceder debe haber unidad entre todas las figuras profesionales que gravitan entorno a la obra de arte y la restauración: el historiador de arte que dirige las labores, el restaurador mismo, la figura científica llamada a valorar la idoneidad y eficacia del proceso, el suministrador de materiales que facilita al restaurador el producto final, o simplemente ciertas materias primas necesarias para prepararlos. De hecho, es evidente que un acercamiento de este tipo comportaría inevitablemente tenerse que enfrentar a una reconsideración de la operación misma de limpieza, y de lo que es racional y realista afrontar en esta operación: si un cierto objetivo (por ejemplo la extracción de repintes tenaces) no puede ser conseguido utilizando los métodos acuosos, no será realizada esta operación. Inevitablemente tendremos que llegar a esta meta, antes o después, cuando ya no será permitido el uso de ciertos disolventes: ¿por qué entonces no anticipar los tiempos, y plantearlo ya desde ahora en lugar de esperar que nos venga impuesto?”

Paolo Cremonesi. Reflexiones sobre la  limpieza de superficies policromadas. Revista Unicum.

Comentarios (286)

Categoria: Filacterias,Materiales,Restauración,Técnicas de restauración,Teoría de la restauración

Filacterias. La técnica de la Capilla Sixtina

Escrito por Iván el Lunes, 9 de enero del 2012 a las 21:13

“La extensión cromática de Miguel Ángel, que muchas veces se ha descrito como pintura líquida, comienza con una veladura transparente, es decir, pobre de pigmento, sobre el enlucido húmedo. Los volúmenes se consiguen con pinceladas pequeñas y tupidas , como el claroscuro de sus dibujos , y están construidos con una técnica escultórica, por que la pincelada cruzada define por grados los paisajes claroscuros como si fuera monócroma, es decir, emplea más la sombra que el color , o más concretamente el color en función de  la sombra.

Sobre la primera extensión homogénea de un rostro, Migue Ángel traza con el pincel fino y los colores más oscuros una densa red de sombras, bosquejándolas sin mezclarlas nunca. De cerca se percibe un entramado de pinceladas como hecho con lápiz. Así la superficie del enlucido sólo se satura lo necesario y queda limpia, sin cuerpo, brillante como la porcelana. Garantiza también este efecto la utilización de pigmentos puros, muy poco mezclados o superpuestos en capas sucesivas. El resultado es una luminosidad difusa que parece proceder del interior de las figuras”

Antonio Forcellino. Miguel Ángel, una vida inquieta.

Comentarios (313)

Categoria: Filacterias,Pintura,Técnicas artísticas

Filacterias. Colores en el taller

Escrito por Iván el Lunes, 14 de marzo del 2011 a las 21:34

” Tomaba un pincel para probar su suavidad pasándose por el dorso de la mano el mechón rubio de ardilla siberiana. Levantaba la cubierta de piel que cerraba los tarros de vidrio llenos de pigmentos de colores, conteniendo la respiración para que no saliesen volando. Los agitaba un poco, los devolvía a su sitio y los alineaba en el anaquel según la gradación de color y la valía. Primero el blanco de San Giovanni, que se obtiene del pulverizado del carbonato cálcico secado después de lavar durante ocho días la cal en la fuente. Luego la tierra de Siena, la oscura, la natural y la tostada, extraídas del cerro que rodea la ciudad gibelina. Y la tierra sanguina de Sinope, en el Mar Negro, buena para dibujar tanto en los muros como sobre tabla. Y el celeste vivo del esmalte triturado y el verde musgo del verdigrís, que se obtiene rascando una lámina de cobre previamente sumergida varios días en la orina de un recién nacido (…). Agitó con la mano la caja de cinabrio, que se obtiene fundiendo azufre y mercurio en una redoma, para admirar el ondulante polvo rojo semejante a un desierto agitado por un vendaval.  Era perfecto, sin matices, rojo como el lino teñido de sangre. Luego miró de lejos el amarillo dorado, sulfuro de arsénico, bello como el oro, pero venenoso como el mordisco de una vívora. ” Cuidad de no untaros la boca, no os vaya a sentar mal”, aconsejaba Cennino Cennini.

La laca de cochinilla, color geranio, obtenida machacando insectos de las Indias de los elefantes, era líquida y destacaba en un vaso de vidrio transparente. Valía una fortuna, aunque no tanto como el precioso azul ultramarino, producto de triturar el lapislázuli de unas tierras remotas situadas, como indica su nombre más allá del mar conocido. Era el pigmento más caro, casi siempre adquirido directamente por el cliente, igual que el oro en panes. Pero ¿que manto y qué cielo podían decirse luminosos sin la gema oriental que poseía la profundidad del espíritu? “

Antonio Forcellino, Rafael una vida feliz

Comentarios (156)

Categoria: Filacterias,Materiales,Pintura,Técnicas artísticas

Filacterias. Envejecer muy mal

Escrito por Iván el Martes, 14 de septiembre del 2010 a las 21:04

” Recuerdo la esfera de bronce de Arnaldo Pomodoro que está colocada en la plaza que enfrenta al Ministerio de Asuntos Exteriores de Roma. Después de algunos años el bronce que estaba resplandeciente y brillaba al sol como el oro, se transformó en verde y negruzco. Tomó un aspecto bastante desagradable porque no se había ennoblecido con la pátina del tiempo. Recientemente la escultura se ha limpiado y brilla de nuevo […]

Probablemente dentro de 100 o 200 años, cuando se pierda el interés por el mantenimiento y el gusto haya cambiado, la cultura de la sociedad civil aceptará el arte y la arquitectura con el aspecto que les llegue, o la rechazará dejándola morir. Mi razonamiento gira en torno al concepto de restauración que debemos adoptar hoy en el arte contemporáneo. Es un concepto que a mi modo de ver pone a cero casi completamente la instancia histórica que por el contrario se tiene en cuenta con las obras antiguas.”

Gianluigi Colalucci, Revista R&R,  nº106

Comentarios (226)

Categoria: Filacterias,Teoría de la restauración

Filacterias. El último Catón

Escrito por Iván el Lunes, 31 de mayo del 2010 a las 20:51

“Las cosas hermosas, las obras de arte, los objetos sagrados sufren, como nosotros, los efectos imparables del paso del tiempo. Desde el mismo instante en que su autor humano, consciente o no de su armonía con el infinito, les pone punto y final y las entrega al mundo, comienza para ellas una vida que […] las acerca también a la vejez y a la muerte.
Sin embargo, ese tiempo que a nosotros nos marchita y destruye, a ellas les confiere una nueva forma de belleza que la vejez humana no podría siquiera soñar en alcanzar; por nada del mundo hubiera querido ver reconstruido el Coliseo, con todos sus muros y gradas […], y no hubiera dado nada por un Partenón pintado de colores chillones, o una Victoria de Samotracia con cabeza”

Matilde Asensi, El último Catón. Visto en Buscando mi sitio

Comentarios (2.027)

Categoria: Filacterias,Restauración

Restauración como “redefinición” histórico-artística

Escrito por Iván el Sábado, 6 de marzo del 2010 a las 14:39

“Todo hace pensar que los conceptos que barajamos habitualmente se mueven en la línea de que nuestra función es mantenernos dentro de los márgenes que van desde la creación de la pieza hasta nuestros días, que nuestra intervención en la obra de arte debería de ser aséptica en cuanto que no pretende añadir nada y lo que añade sea perfectamente identificable para seguir estando al margen de la evolución del objeto artístico. Este planteamiento nos sitúa en una visión de restauración de obra de arte, bajo un análisis que podríamos llamar corto de vista. Está basado en la premisa del interés de la intervención material desde el punto de vista de la reparación y con la idea de que si nos diferenciamos del objeto original o no alteramos los restos que nos han llegado a nuestras manos no aportaremos nada a la obra y por tanto su evolución histórica no sufrirá la ingerencia de una nueva etapa. Parece que el hecho de no añadir ninguna materia nueva a su “epidermis”, o hacerlo de forma muy diferenciada del objeto, hace que no afecte a los conceptos fundamentales que lo definen. Este punto de vista se contrapone con lo que se pretende demostrar a continuación: que la restauración no sólo no es aséptica ni se queda al margen de la obra, sino que se implica en ella de forma que la redefine y, a suvez, influye notablemente en la comprensión y análisis del arte, por lo quemodifica notablemente los parámetros anteriormente enunciados”

Carlos Tejedor Barrios en La restauración como medio de”redefinición” histórico-artística.

Comentarios (1.976)

Categoria: Filacterias,Restauración,Teoría de la restauración

Filacterias. La Cámara Santa de Oviedo

Escrito por Iván el Martes, 24 de noviembre del 2009 a las 20:52

La Cámara Santa de Oviedo, estado tras la voladura de 1934 y tras su reconstrucción, obra de Menéndez-Pidal,  en 1945.

“al llegar a territorio nacional me encomendó don Eugenio D´Ors, entonces Director General de Bellas Artes, me hiciera cargo de las ruinas de nuestros monumentos, señalando con especial veneración los restos de la Cámara Santa. Entonces el ilustre arquitecto y nuestro llorado amigo don Pedro Muguruza, me preguntó sobre las obras que convendría hacer cuanto antes por interés hacia nuestros Monumentos, y también para que ello sirviera de propaganda en el extranjero a favor de la causa nacional, respondiéndole sin vacilación que la obra primera a realizar en Asturias debiera ser la reconstrucción de la Cámara Santa, como así se hizo, siguiéndoles otras en la catedral y su torre, obras que todavía hoy continúan por el gran interés que en ellas ha puesto desde un principio nuestro invicto Caudillo”

Luis Menéndez- Pidal.

Comentarios (64)

Categoria: Arquitectura,Filacterias,Historia de la restauración,Restauración

Filacterias. Fondo y figura

Escrito por Iván el Jueves, 23 de abril del 2009 a las 17:40

Jackson Pollock. Action Painting. Foto:http://blog.case.edu/case-news/2006/11/30/pollock.jpg

“Es importante asimilar una premisa fundamental (una premisa que, por cierto, resulta muy poco obvia a la inmensa mayoría de los restauradores): la restauración no responde a una exigencia de los objetos, sino que es la expresión de la peculiar forma de aprehenderlos que tiene la sociedad para la que se restaura. Lo que verdaderamente importa a la restauración es conocer la clase de atención que un objeto suscita a un grupo social. A partir de ahí su función consiste en establecer los mecanismos de respuesta ante la relación que une objeto y espectador. En ciero modo restaurar es un ejercicio de actualización, un a manera de recuperar algo que aún está o puede estar vigente. Sin embargo, la recuperación en sí misma no significa el reestablecimiento de una situación previa, como si se rescatara lo que se ha perdido o como si se hiciera funcionar nuevamente una máquina que dejó de hacerlo. Lo que se actualiza en realidad no es el objeto sino nuestra propia representación de la realidad a través de él”

Juan Carlos Barbero . Fondo y Figura. El sentido de la restauración en el arte contemporáneo. 

Comentarios (448)

Categoria: Filacterias,Restauración,Teoría de la restauración

¿Qué es luz rasante?

La luz rasante es un sencillo método de examen para el análisis de las obras de arte. Es tan simple como situar un foco de luz de manera que ilumine la obra desde un ángulo lateral casi en paralelo con su superficie. Gracias a la luz rasante es posible apreciar detalles de la pieza que a simple vista pasaban desapercibidos. Algo parecido es lo que propone este blog. Poner de relieve y analizar de una forma sencilla temas relacionados con el arte el patrimonio, su conservación y su restauración.