Luz Rasante

La restauración de los Santos Juanes de Valencia

Escrito por Iván el Sábado, 2 de junio del 2012 a las 18:51

La iglesia de los Santos Juanes,  también conocida como Iglesia de San Juan del Mercado  se encuentra en Valencia, frente al edificio gótico de la Lonja de la Seda y junto al Mercado Central.

Se trata de un edificio de origen gótico que fue reformado en el barroco. La decoración de este templo fue el motivo que llevó al pintor del rey, Antonio Palomino, a Valencia en 1697 en donde trabajará hasta 1701 plasmando en sus bóvedas y en el presbiterio una de sus obras más ambiciosas: la parroquia había encargado una nueva decoración después de los incendios sufridos por el edificio y Carlos II envió a su pintor, quien vio el gran espacio que se ponía en sus manos y aceptó el reto. La técnica empleada por Palomino fue la del fresco sobre un intónaco de cal y arena, pero presenta una característica especial ya que los enlucidos preparatorios están realizados empleando yeso, y no cal como correspondería con la técnica del buon fresco italiano.

Los murales representan La Gloria de la Santísima Trinidad, El Libro de los Siete Sellos con el Cordero, la Inmaculada con la Luna en los pies, los Santos titulares, los coros de las Vírgenes, los Patriarcas, los Doctores y los Ángeles, santos del Apocalipsis, la lucha de San Miguel con Lucifer y los demonios y en lugar destacado San Vicente Ferrer.

Si los frescos de Palomino tuvieron su origen tras un incendio, tras otro resultaron prácticamente arrasadas, esta vez ocurrido durante la Guerra Civil en 1936. Como sucedió tantas veces en el pasado las pocas pinturas que habían superado el  incendio tuvieron que enfrentarse a una “restauración” altamente traumática que realizó en varias fases el restaurador catalán Josep Guidol entre los años 1958 y 1963.
Se arrancaron casi todos los restos conservados y se colocaron sobre noventa paneles de madera contrachapada que fueron reubicados en el techo de nuevo, pero sin respetar la curvatura de la bóveda. La gran pérdida de película pictórica original a causa de los diferentes incendios que sufrió el templo, hizo necesario estucar y reintegrar la superficie, pero , estos estucos y repintes resultaban inadecuados, ya que cubrían parte de la película pictórica original, y se realizaron con materiales no adecuados para la problemática de esta obra, tales como pigmentos al barniz, ceras o estucos de base natural. Para completar el desastre las pinturas presentaban eflorescencias salinas que se focalizaban sobre todo en los lunetos y restos de colas de la pésima restauración que sufrieron los frescos en los 60.
zsss
En
En este punto debemos destacar que en esta restauración de los años 60 no se llegaron a arrancar la totalidad de los frescos ya que se consideró que en la zona de los pies los restos de pintura eran irrecuperables, incluso se pensó en eliminar en esa zona la bóveda barroca para dejara la vista la antigua gótica que se encuentra por encima, algo que finalmente no se llevó a cabo. En las fotografías que están sobre estas líneas podemos ver, a la izquierda, una foto de la bóveda antes del incendio, y a la derecha tras la restauración de los años 60, en la parte superior se encuentran las pinturas que no se arrancaron ni restauraron.

Hasta aquí la historia de destrucción  de las pinturas, que ha dado como resultado una nueva restauración ingeniosa y ejemplar en la que la innovación ha jugado un papel decisivo. Las nuevas técnicas a las que se ha recurrido para el complejo proceso de restauración de los murales han sido tres. (Leer mas …)

Comentarios (3.280)

Categoria: Biología,Intervenciones,Materiales,Pintura,Restauración,Técnicas de restauración,Tecnología y restauración

Filacterias. Limpieza con métodos acuosos

Escrito por Iván el Lunes, 19 de marzo del 2012 a las 20:20

“Hasta ahora, estos “procesos acuosos” han sido considerados en un sentido complementario a los métodos más tradicionales; pero ahora los tiempos están suficientemente maduros para un cambio, y sería deseable un nuevo paso adelante: los métodos acuosos podrían convertirse de pleno derecho en sustitutivos de los métodos tradicionales, donde éstos últimos sean demasiado tóxicos o poco selectivos. Para que esto pueda suceder debe haber unidad entre todas las figuras profesionales que gravitan entorno a la obra de arte y la restauración: el historiador de arte que dirige las labores, el restaurador mismo, la figura científica llamada a valorar la idoneidad y eficacia del proceso, el suministrador de materiales que facilita al restaurador el producto final, o simplemente ciertas materias primas necesarias para prepararlos. De hecho, es evidente que un acercamiento de este tipo comportaría inevitablemente tenerse que enfrentar a una reconsideración de la operación misma de limpieza, y de lo que es racional y realista afrontar en esta operación: si un cierto objetivo (por ejemplo la extracción de repintes tenaces) no puede ser conseguido utilizando los métodos acuosos, no será realizada esta operación. Inevitablemente tendremos que llegar a esta meta, antes o después, cuando ya no será permitido el uso de ciertos disolventes: ¿por qué entonces no anticipar los tiempos, y plantearlo ya desde ahora en lugar de esperar que nos venga impuesto?”

Paolo Cremonesi. Reflexiones sobre la  limpieza de superficies policromadas. Revista Unicum.

Comentarios (286)

Categoria: Filacterias,Materiales,Restauración,Técnicas de restauración,Teoría de la restauración

¿Cómo se restaura un charco de leche?

Escrito por Iván el Lunes, 16 de mayo del 2011 a las 20:16

¿Cómo se restaura un charco de leche?, un interesante artículo que publica El País a cerca de las obras realizadas con materiales biodegradables a las que se enfrentan en el taller de restauración del Reina Sofía.

Puedes leer el artículo aquí.

Comentarios (170)

Categoria: Doblones,Materiales,Museos,Pintura,Restauración

Las yeserías fluorescentes de la Alhambra

Escrito por Iván el Viernes, 18 de marzo del 2011 a las 21:23

Como bien es sabido, uno de los “diez mandamientos  de la restauración” marca que las partes añadidas o repuestas en una obra de arte deben de ser discernibles, es decir, se deben diferenciar del original. Para intentar satisfacer esta demanda a lo largo de la historia de la restauración se ha recurrido a diversos artificios como las tramas lineales en la pintura (el famoso tratteggio o rigatino italiano) o los volúmenes simplificados en elementos escultóricos o en arquitectura.

Es cierto que cada caso requiere de soluciones específicas, por eso, y para identificar las nuevas yeserías que se emplean en la reintegración de la Alhambra,  Ramón Rubio Domene y su equipo del del Taller de Restauración de Yeserías y Alicatado han desarrollado un ingenioso sistema. Se trata de un mortero para restauración que se puede emplear tanto para yeserías como para murales, elaborado con copolímeros y minerales de propiedades fluorescentes. Esto permite que a simple vista el nuevo elemento pase totalmente desapercibido, pero cuando se ilumina con luz ultravioleta la zona presenta una florescencia característica que la diferencia del original, esto permite identificar la materia añadida en el proceso de restauración, incluso con las pátinas añadidas con el paso del tiempo.

En este video podéis ver más sobre las yeserías y el invento

[youtube XsibJucSCr0]

Comentarios (183)

Categoria: Materiales,Restauración,Técnicas de restauración,Tecnología y restauración

Filacterias. Colores en el taller

Escrito por Iván el Lunes, 14 de marzo del 2011 a las 21:34

” Tomaba un pincel para probar su suavidad pasándose por el dorso de la mano el mechón rubio de ardilla siberiana. Levantaba la cubierta de piel que cerraba los tarros de vidrio llenos de pigmentos de colores, conteniendo la respiración para que no saliesen volando. Los agitaba un poco, los devolvía a su sitio y los alineaba en el anaquel según la gradación de color y la valía. Primero el blanco de San Giovanni, que se obtiene del pulverizado del carbonato cálcico secado después de lavar durante ocho días la cal en la fuente. Luego la tierra de Siena, la oscura, la natural y la tostada, extraídas del cerro que rodea la ciudad gibelina. Y la tierra sanguina de Sinope, en el Mar Negro, buena para dibujar tanto en los muros como sobre tabla. Y el celeste vivo del esmalte triturado y el verde musgo del verdigrís, que se obtiene rascando una lámina de cobre previamente sumergida varios días en la orina de un recién nacido (…). Agitó con la mano la caja de cinabrio, que se obtiene fundiendo azufre y mercurio en una redoma, para admirar el ondulante polvo rojo semejante a un desierto agitado por un vendaval.  Era perfecto, sin matices, rojo como el lino teñido de sangre. Luego miró de lejos el amarillo dorado, sulfuro de arsénico, bello como el oro, pero venenoso como el mordisco de una vívora. ” Cuidad de no untaros la boca, no os vaya a sentar mal”, aconsejaba Cennino Cennini.

La laca de cochinilla, color geranio, obtenida machacando insectos de las Indias de los elefantes, era líquida y destacaba en un vaso de vidrio transparente. Valía una fortuna, aunque no tanto como el precioso azul ultramarino, producto de triturar el lapislázuli de unas tierras remotas situadas, como indica su nombre más allá del mar conocido. Era el pigmento más caro, casi siempre adquirido directamente por el cliente, igual que el oro en panes. Pero ¿que manto y qué cielo podían decirse luminosos sin la gema oriental que poseía la profundidad del espíritu? “

Antonio Forcellino, Rafael una vida feliz

Comentarios (156)

Categoria: Filacterias,Materiales,Pintura,Técnicas artísticas

Para leer un rato: pintura sobre tabla y marcos

Escrito por Iván el Jueves, 6 de enero del 2011 a las 21:37

Las próximas semanas estaremos de viaje, así que me temo que durante este mes me será difícil actualizar Luz rasante, mientras tanto os dejo los enlaces de dos publicaciones del Ministerio de Cultura que están disponibles en pdf para poderlas leer de forma completa.

La primera recomendación es un interesante libro dedicado a un elemento que siempre acompaña a la pintura y al que en muchas ocasiones no se ha prestado la atención que merece El marco en España: historia, conservación y restauración.

La otra publicación es La pintura europea sobre tabla. Siglos XV, XVI y XVII se trata de las actas del curso organizado por el grupo de retablos del GEIIC en el Museo de Bellas Artes San Pío V de Valencia en 2006.

Comentarios (175)

Categoria: Internet y restauración,Intervenciones,Materiales,Pintura,Restauración,Técnicas artísticas,Técnicas de restauración

El Pantocrátor de Taüll

Escrito por Iván el Lunes, 22 de noviembre del 2010 a las 21:50

Vuelvo a recomendar un capítulo de la serie La mitad invisible, en esta ocasión el que se acerca al Pantocrátor de San Clemente de Taüll. El reportaje entero aborda la obra desde puntos de vista muy interesantes y refleja algunos de los temas sobre los que hemos hablado en Luz rasante en otras ocasiones: las fotos de la época de los arranques, y en especial un vídeo en el que se muestra con total claridad el proceso de arranque de pinturas mediante la técnica del strappo. Merece la pena dedicar media hora a verlo.

Comentarios (240)

Categoria: Doblones,Historia de la restauración,Materiales,Museos,Química,Restauración,Técnicas de restauración

Richard Serra. La materia del tiempo

Escrito por Iván el Miércoles, 12 de mayo del 2010 a las 21:08

Hoy se ha conocido el fallo del premio Príncipe de Asturias de las artes, el premiado es el escultor Richard Serra. Su impresionante obra suscita multitud de sensaciones, emociones y preguntas. Una de esas preguntas, tal vez la más mundana, tiene respuesta en este artículo. Así se transportan estos gigantes del arte.

Comentarios (214)

Categoria: Actualidad,Exposiciones,Materiales,Museos,Restauración

La Natividad de Pietro da Cortona

Escrito por Iván el Lunes, 8 de marzo del 2010 a las 20:39

Desde el pasado mes de diciembre se expone en las Salas del Tesoro del Delfín del Museo del Prado un curioso cuadro de Pietro da Cortona dedicado a la Natividad. Lo que hace especial a esta obra, recientemente restaurada por Elisa Mora en los talleres del Prado, es su soporte, extraño y único. Tradicionalmente se creía que el cuadro estaba pintado al óleo sobre una superficie de venturina, una piedra semi preciosa con pequeños puntos de cobre que brillan con la luz, por lo que la obra presenta aspectos diferentes si se contempla a la luz del día, o con una luz tenue de velas que hace que el fondo vibre, aportando a la Natividad un aspecto casi mágico.

[youtube vcbXYJO2ae4]

La reciente restauración y sus estudios han servido para descubrir que en realidad la Natividad está pintada sobre un soporte confeccionado con tres piezas de pizarra y más de cuarenta de  masilla vítrea con partículas de cobre que imitan venturina, la pizarra se emplea en la escena y la pasta vítrea en el cielo.

Ahora en el Prado la obra se expone con una luz que varía su intensidad para recrear el efecto  que buscó Pietro da Cortona para evocar el cielo nocturno estrellado.

Prestando atención a la foto que aparece en este enlace se pueden apreciar los cambios en la obra según la intensidad de la luz y conocer algo más sobre el cuadro.

Comentarios (490)

Categoria: Actualidad,Intervenciones,Materiales,Museos,Pintura,Restauración

La cola de conejo

Escrito por Iván el Miércoles, 20 de enero del 2010 a las 19:55

Sin duda las colas orgánicas han sido uno de los materiales más utilizados a lo largo de toda la historia del arte, se trata de adhesivos que se emplearon, entre otras muchas cosas, como aglutinantes pictóricos (en la técnica al temple por ejemplo) o para realización de preparaciones. En el campo de la restauración se sigue recurriendo a ellas con asiduidad para realizar operaciones de readhesión de policromías, elaboración de adhesivos para entelados, elaborar aparejo de nivelación tradicional, etc.

La cola de conejo es un adhesivo proteínico, una “cola animal”, término con el que se designa  generalmente a colas preparadas a partir de colágeno de mamíferos. Estas colas se obtienen tras cocer durante largo tiempo diversas partes animales, en especial, pieles, huesos, cartílagos y otros despojos.  Se trocean, lavan y se colocan en agua al fuego, eliminando la espuma que va saliendo. Al cabo de un tiempo se forma una pasta gelatinosa que se filtra y deja secar  hasta que se solidifica y luego se pulveriza  se forman escamas,  perlas  o placas para su conservación y comercialización

El colágeno tiene un alto poder adhesivo y desde un punto de vista químico se trata de una proteína insoluble en agua, que se convierte en un material soluble gracias a un proceso de hidrólisis. Si el colágeno es puro y la transformación o hidrólisis se hace por procesos lentos, se obtiene un producto de alta calida que es la gelatina, empleada con fines fotográficos y alimentarios. Si el colágeno es menos puro da origen a las “colas animales”, que suelen ser de color oscuro.

La principal propiedad de la cola es la de cambiar de un estado fluido hasta llegar a un gel rígido, como resultado de un descenso de temperatura de relativamente pocos grados y regresa al estado anterior como consecuencia de un aumento de temperatura. Al enfriarse, las colas se espesan y se hacen pegajosas, sirviendo como adhesivos.

En cuanto a su envejecimiento, las proteínas son bastante estables ante la oxidación y, en condiciones normales de temperatura y humedad, no experimentan grandes cambios. La humedad es su principal enemigo, porque puede provocar la pérdida de fuerza adherente y favorece el crecimiento de hongos y bacterias. Las condiciones climáticas ideales para la conservación y exposición de objetos tratados con colas es una humedad relativa de entre 45-65%, y una temperatura de 20°C máximo.

Existen varios tipos de cola animal, pero eso lo dejaremos para el próximo día…

Comentarios (408)

Categoria: Materiales,Restauración

¿Qué es luz rasante?

La luz rasante es un sencillo método de examen para el análisis de las obras de arte. Es tan simple como situar un foco de luz de manera que ilumine la obra desde un ángulo lateral casi en paralelo con su superficie. Gracias a la luz rasante es posible apreciar detalles de la pieza que a simple vista pasaban desapercibidos. Algo parecido es lo que propone este blog. Poner de relieve y analizar de una forma sencilla temas relacionados con el arte el patrimonio, su conservación y su restauración.