Luz Rasante

Sin (muchos) comentarios. Victoria de Samotracia

Escrito por Iván el Domingo, 10 de junio del 2012 a las 20:38

Durante la época en la que preparaba mi examen de ingreso a la escuela de restauración, practicaba dibujando la Victoria de Samotracia. A medida que dibujaba la escultura, una y otra vez, y aunque fuera desde diferentes puntos de vista, fui aprendiendo de una manera involuntaria sus medidas, proporciones y formas. Por eso mi profesor decidió embalar a la Victoria en papel y atarla con sogas como si se tratase de una escultura de Christo,  para tener un nuevo modelo que dibujar. Hoy he recordado esta historia al ver esta fotografía de 1939, tomada durante la II guerra mundial, que está sacada del sitio installator.tumblr.com en el que podéis encontrar cantidad de curiosas fotografías relacionadas con el mundo del transporte, embalaje y montaje de obras de arte.

Comentarios (2)

Categoria: Cajón de restaurador,Escultura,Museos,Sin (muchos) comentarios

La restauración de los Santos Juanes de Valencia

Escrito por Iván el Sábado, 2 de junio del 2012 a las 18:51

La iglesia de los Santos Juanes,  también conocida como Iglesia de San Juan del Mercado  se encuentra en Valencia, frente al edificio gótico de la Lonja de la Seda y junto al Mercado Central.

Se trata de un edificio de origen gótico que fue reformado en el barroco. La decoración de este templo fue el motivo que llevó al pintor del rey, Antonio Palomino, a Valencia en 1697 en donde trabajará hasta 1701 plasmando en sus bóvedas y en el presbiterio una de sus obras más ambiciosas: la parroquia había encargado una nueva decoración después de los incendios sufridos por el edificio y Carlos II envió a su pintor, quien vio el gran espacio que se ponía en sus manos y aceptó el reto. La técnica empleada por Palomino fue la del fresco sobre un intónaco de cal y arena, pero presenta una característica especial ya que los enlucidos preparatorios están realizados empleando yeso, y no cal como correspondería con la técnica del buon fresco italiano.

Los murales representan La Gloria de la Santísima Trinidad, El Libro de los Siete Sellos con el Cordero, la Inmaculada con la Luna en los pies, los Santos titulares, los coros de las Vírgenes, los Patriarcas, los Doctores y los Ángeles, santos del Apocalipsis, la lucha de San Miguel con Lucifer y los demonios y en lugar destacado San Vicente Ferrer.

Si los frescos de Palomino tuvieron su origen tras un incendio, tras otro resultaron prácticamente arrasadas, esta vez ocurrido durante la Guerra Civil en 1936. Como sucedió tantas veces en el pasado las pocas pinturas que habían superado el  incendio tuvieron que enfrentarse a una “restauración” altamente traumática que realizó en varias fases el restaurador catalán Josep Guidol entre los años 1958 y 1963.
Se arrancaron casi todos los restos conservados y se colocaron sobre noventa paneles de madera contrachapada que fueron reubicados en el techo de nuevo, pero sin respetar la curvatura de la bóveda. La gran pérdida de película pictórica original a causa de los diferentes incendios que sufrió el templo, hizo necesario estucar y reintegrar la superficie, pero , estos estucos y repintes resultaban inadecuados, ya que cubrían parte de la película pictórica original, y se realizaron con materiales no adecuados para la problemática de esta obra, tales como pigmentos al barniz, ceras o estucos de base natural. Para completar el desastre las pinturas presentaban eflorescencias salinas que se focalizaban sobre todo en los lunetos y restos de colas de la pésima restauración que sufrieron los frescos en los 60.
zsss
En
En este punto debemos destacar que en esta restauración de los años 60 no se llegaron a arrancar la totalidad de los frescos ya que se consideró que en la zona de los pies los restos de pintura eran irrecuperables, incluso se pensó en eliminar en esa zona la bóveda barroca para dejara la vista la antigua gótica que se encuentra por encima, algo que finalmente no se llevó a cabo. En las fotografías que están sobre estas líneas podemos ver, a la izquierda, una foto de la bóveda antes del incendio, y a la derecha tras la restauración de los años 60, en la parte superior se encuentran las pinturas que no se arrancaron ni restauraron.

Hasta aquí la historia de destrucción  de las pinturas, que ha dado como resultado una nueva restauración ingeniosa y ejemplar en la que la innovación ha jugado un papel decisivo. Las nuevas técnicas a las que se ha recurrido para el complejo proceso de restauración de los murales han sido tres. (Leer mas …)

Comentarios (6)

Categoria: Biología,Intervenciones,Materiales,Pintura,Restauración,Técnicas de restauración,Tecnología y restauración

Restauración y buen humor (II)

Escrito por Iván el Domingo, 15 de abril del 2012 a las 12:48

Hace ya algún tiempo hablábamos por aquí de la portada de un libro sobre tratamientos de desinsectación de madera ilustrada por el genial Forges. La verdad es que no son muy habituales las veces en las que la restauración, en ocasiones demasiado seria, y el buen humor van de la mano. Por eso me alegra ver el trabajo de Laura Pacheco, una ilustradora que entre sus personajes tiene a la restauradora, os recomiendo que visitéis su página y como muestra os dejamos un botón.

Comentarios (4)

Categoria: Cajón de restaurador,Restauración

Filacterias. Limpieza con métodos acuosos

Escrito por Iván el Lunes, 19 de marzo del 2012 a las 20:20

“Hasta ahora, estos “procesos acuosos” han sido considerados en un sentido complementario a los métodos más tradicionales; pero ahora los tiempos están suficientemente maduros para un cambio, y sería deseable un nuevo paso adelante: los métodos acuosos podrían convertirse de pleno derecho en sustitutivos de los métodos tradicionales, donde éstos últimos sean demasiado tóxicos o poco selectivos. Para que esto pueda suceder debe haber unidad entre todas las figuras profesionales que gravitan entorno a la obra de arte y la restauración: el historiador de arte que dirige las labores, el restaurador mismo, la figura científica llamada a valorar la idoneidad y eficacia del proceso, el suministrador de materiales que facilita al restaurador el producto final, o simplemente ciertas materias primas necesarias para prepararlos. De hecho, es evidente que un acercamiento de este tipo comportaría inevitablemente tenerse que enfrentar a una reconsideración de la operación misma de limpieza, y de lo que es racional y realista afrontar en esta operación: si un cierto objetivo (por ejemplo la extracción de repintes tenaces) no puede ser conseguido utilizando los métodos acuosos, no será realizada esta operación. Inevitablemente tendremos que llegar a esta meta, antes o después, cuando ya no será permitido el uso de ciertos disolventes: ¿por qué entonces no anticipar los tiempos, y plantearlo ya desde ahora en lugar de esperar que nos venga impuesto?”

Paolo Cremonesi. Reflexiones sobre la  limpieza de superficies policromadas. Revista Unicum.

Comentarios (1)

Categoria: Filacterias,Materiales,Restauración,Técnicas de restauración,Teoría de la restauración

¿Discóbolo o gladiador?

Escrito por Iván el Miércoles, 14 de marzo del 2012 a las 20:30

Seguro que a muchos la escultura que ilustra esta entrada os suena, aunque no la hayáis visto nunca o no hayáis oído hablar de su autor. Se trata de una obra del escultor francés Pierre-Étienne Monnot (1657-1733) que se conserva en el Museo Capitolino de Roma.

Para representar a este gladiador derrotado, Monnot reaprovechó el torso de una copia romana del famoso Discóbolo de Mirón. Monott trabajó durante muchos años en Roma y una de sus principales actividades fue la de restaurar fragmentos de antigüedades clásicas. Está claro que el concepto de restauración de aquel momento dista mucho del actual. En el siglo XVIII la libertad del artista era más que considerable y en su mano estaba reinterpretar los fragmentos incluso para cambiar el motivo representado. Monnot fue un artista destacado en la Roma del momento y a él se deben entre otras dos de las colosales esculturas que ocupan los nichos de Borromini en el interior de la Basílica de San Juan de Letrán.

Monnott además tuvo discípulos restauradores, uno de sus alumnos, Bartolomeo Cavaceppi (1716-1799), un escultor dedicado a la reproducción de esculturas clásicas y cuyas esculturas se confundieron en la época con antigüedades. Fue además conocido por su labor como restaurador, obtenía multitud de encargos por parte de viajeros extranjeros que se encontraban de paso en Roma, en particular de coleccionistas británicos,  su taller se hizo célebre entre los coleccionistas más prestigiosos del continente europeo, incluso llegó a ser amigo de mítico historiador Winckelmann,  al que acompañó en algunos de sus viajes.

Escribir comentario

Categoria: Escultura,Historia de la restauración,Museos,Restauración

El Políptico del Cordero Místico de Van Eyck

Escrito por Iván el Lunes, 27 de febrero del 2012 a las 20:13

El Políptico del Cordero Místico es una de esas obras de arte que han sufrido multitud de avatares a lo largo de su existencia. Han sido varios los procesos de restauración por los que ha pasado y muchos los robos que ha sufrido, hasta el punto de ostentar el triste record de ser la obra que más veces ha sido sustraída.

Desde que los hermanos Hubert y Jan van Eyck pintaron este impresionante conjunto por encargo del regidor gantés Joos Vijdt y su esposa Elisabeth Borluut para su capilla privada en la iglesia de San Juan, la actual Catedral de San Bavón, en 1432, el políptico permanecía cerrado con las escenas menores de la parte exterior de las puertas visibles, pero en las festividades se abría para mostrar los paneles interiores, entonces se podían contemplar la grandeza del retablo: sus mejores figuras, escenas y colores.

Los mismos colores que la última restauración realizada en la segunda mitad de 2010, ha intentado recuperar con la eliminación de los barnices oxidados y la readhesión de parte de la película pictórica. Con ocasión de esta restauración se realizaron multitud de fotografías de alta resolución, radiografías y estudios de reflectografía infrarroja. Los resultados de estos estudios se pueden contemplar en esta Web en la que es posible ver al milímetro la obra tras su restauración, además de acceder a los informes íntegros con los resultados de la restauración. Todo un ejercicio de difusión.

Esta última intervención ha acabado con uno de los mitos que rodeaba al panel en el que se representa  a los Jueces Justos -en la parte inferior izquierda con el políptico abierto- que fue robado en 1934, el panel nunca se recuperó, pero antes de morir, un rico agente de bolsa llamado  Arspende Goedertier confesó el robo a su abogado sin revelar dónde ocultaba la obra. En 1945 el restaurador y pintor Jef van der Veken pintó una copia para sustituir el panel, su calidad y una enigmática inscripción han hecho dudar durante años de si lo robó él y la copia era en realidad el original. Algo que queda desmentido por los estudios técnicos realizados…

Comentarios (5)

Categoria: Historia de la restauración,Internet y restauración,Intervenciones,Pintura,Tecnología y restauración

Sin (muchos) comentarios. Pablo Genovés

Escrito por Iván el Miércoles, 15 de febrero del 2012 a las 18:07

Hoy os recomiendo la obra del fotógrafo madrileño Pablo Genovés, en especial sus dos últimas series Precipitados y Cronología del ruido, en las que el artista mezcla interiores de museos, iglesias y palacios con elementos industriales decrépitos o de la naturaleza furiosa. Es como apunta la periodista Ángeles García “la representación de una naturaleza que echa un pulso sin piedad a la cultura”. Podéis ver muchos de sus trabajos en su web.

Comentarios (1)

Categoria: Cajón de restaurador,Sin (muchos) comentarios

La capilla Scrovegni de Giotto, ¿en peligro?

Escrito por Iván el Domingo, 12 de febrero del 2012 a las 19:01

Todos los 25 de marzo, en el día de la Anunciación, el primer rayo de sol de la mañana penetraba por uno de los vanos de la capilla Scrovegni e iluminaba directamente la aureola que rodea la cabeza del Cristo del Juicio Final que pintó Giotto. Para reforzar la teatralidad del momento el pintor incrustó en el muro tres espejos que reflejaban la luz en diferentes direcciones, lo que potenciaba la idea de la terribilita.

Este detalle desconocido, fue descubierto durante la última restauración de los frescos de la capilla Scrovegni en Padua realizada en los años 2001 y 2002. Tan sólo una década después la capilla vuelve a ser noticia por motivos bien distintos ya que la construcción en sus cercanías –a menos de 200 metros- de un auditorio y un aparcamiento pude afectar de manera directa en los frescos. Al parecer en la zona existen grandes variaciones de los altos niveles de agua subterránea y las nuevas obras podrían repercutir de forma negativa en la conservación de la capilla.



YouTube

La capilla Scrovegni de Padua es uno de esos edificios en los que el austero exterior contrasta con sus paramentos interiores totalmente inundados por los increíbles frescos de Giotto. Esta obra se considera el ciclo más completo de frescos realizados por el maestro toscano en la plenitud de su expresión artística “Color, luz, poesía y pathos”.

La capilla fue construida por Enrico Scrovegni con la intención reparar el pecado de usura por el que se había enriquecido su padre, un rico banquero, por eso aparece en la escena del Juicio Final arrodillado y ofreciendo la réplica del edificio a la Virgen.

(Leer mas …)

Comentarios (4)

Categoria: Actualidad,Historia de la restauración,Intervenciones,Pintura,Restauración,Técnicas de restauración

Filacterias. La técnica de la Capilla Sixtina

Escrito por Iván el Lunes, 9 de enero del 2012 a las 21:13

“La extensión cromática de Miguel Ángel, que muchas veces se ha descrito como pintura líquida, comienza con una veladura transparente, es decir, pobre de pigmento, sobre el enlucido húmedo. Los volúmenes se consiguen con pinceladas pequeñas y tupidas , como el claroscuro de sus dibujos , y están construidos con una técnica escultórica, por que la pincelada cruzada define por grados los paisajes claroscuros como si fuera monócroma, es decir, emplea más la sombra que el color , o más concretamente el color en función de  la sombra.

Sobre la primera extensión homogénea de un rostro, Migue Ángel traza con el pincel fino y los colores más oscuros una densa red de sombras, bosquejándolas sin mezclarlas nunca. De cerca se percibe un entramado de pinceladas como hecho con lápiz. Así la superficie del enlucido sólo se satura lo necesario y queda limpia, sin cuerpo, brillante como la porcelana. Garantiza también este efecto la utilización de pigmentos puros, muy poco mezclados o superpuestos en capas sucesivas. El resultado es una luminosidad difusa que parece proceder del interior de las figuras”

Antonio Forcellino. Miguel Ángel, una vida inquieta.

Comentarios (5)

Categoria: Filacterias,Pintura,Técnicas artísticas

Fondo para un caballero

Escrito por Iván el Sábado, 31 de diciembre del 2011 a las 17:33

En estos días ha trascendido la noticia de la polémica restauración de la tabla de Leonardo La Virgen, el Niño Jesús y Santa Ana en los talleres de restauración del museo del Louvre. Según parece algunos expertos han denunciado que la limpieza podría borrar de los rostros de la Virgen y el Niño el sfumato leonardesco y que proporcionará a la obra unos brillos que nunca tuvo.

A raíz de esta noticia han surgido otras en las que se recuerda lo sucedido en el Prado con El caballero de la mano en el pecho del Greco en 1996, una limpieza que supuso un cambio profundo en la imagen que todos teníamos de la obra. La restauración tuvo sus defensores y sus detractores y el asunto acabó saltando al mundo de la política con una gran repercusión en la prensa.

En 2010 el director de cine Emiliano Cano desempolvó la historia de la restauración del caballero y realizó un interesante documental sobre el tema: Fondo para un caballero, que os recomiendo ver en su página en la que además ha colgado abundante documentación sobre el documental y la historia del cuadro.

Como siempre, el debate está abierto…

Comentarios (3)

Categoria: Historia de la restauración,Intervenciones,Museos,Pintura,Restauración

¿Qué es luz rasante?

La luz rasante es un sencillo método de examen para el análisis de las obras de arte. Es tan simple como situar un foco de luz de manera que ilumine la obra desde un ángulo lateral casi en paralelo con su superficie. Gracias a la luz rasante es posible apreciar detalles de la pieza que a simple vista pasaban desapercibidos. Algo parecido es lo que propone este blog. Poner de relieve y analizar de una forma sencilla temas relacionados con el arte el patrimonio, su conservación y su restauración.